¿Cómo dormís y por qué a pesar de dormir te sentís cansad@?

¿Cómo dormís y por qué a pesar de dormir te sentís cansad@?

Dormir no es la única forma de recuperar y mantener la energía de tu cuerpo. Es una parte muy importante de ello, sí, pero no la única. Si considerás que estás durmiendo lo suficiente pero aún así te sentís cansado, con este post podremos analizar

 sleeping beauty br

DORMIR: Es más complejo -e importante- de lo que pensás.

La primera cosa de la que debes asegurarte es que estés durmiendo bien y lo suficiente. Lo común a recomendar son ocho horas de sueño, pero es solo es una recomendación general, ya que el tiempo perfecto de sueño varía de persona a persona. (De hecho, dormir mucho puede llevar a cansancio y otros problemas similares a cuando no duermes bien). La cantidad de sueño ideal también cambia a medida que uno crece.

Para averiguar cuánto sueño realmente necesitás, podés hacer el siguiente experimento: moviendo tu hora de dormir hasta que despertés naturalmente antes inclusive que tu despertador.

En teoría, si despertás entre ciclos de sueño profundo completos (alrededor de una hora y media de tiempo durmiendo), en vez de despertar en medio de uno, te sentirás más fresco y alerta, en lugar de fatigado y gruñón.

Finalmente no es simplemente acerca de cuánto tiempo cerrás los ojos  si no, qué tan bien dormís realmente. Si constantemente te despertás o das muchas vueltas en la noche, tu sueño se ve saboteado sin importar la cantidad de horas que estés acostado. Las personas que tienen “Apnea del Sueño” duermen pobremente por problemas respiratorios, pero muchas personas que tienen esta condición ni siquiera saben que la tienen.

Aquí hay unas cuantas cosas que podés hacer al respecto:

  • Podés encontrar alguna aplicación que te ayude a averiguar qué tan bien duermes realmente, como esta calculadora de hora de dormir online Sleepyti.me
  • También procurá mantener la higiene del sueño (esto consiste en apagar las cosas electrónicas, la luz, evitar la cafeína y el alcohol por al menos 8 horas antes de dormir, etc.) para asegurar un mejor sueño.
  • También, mantené tu horario de sueño cada día (sí, inclusive en fines de semana)

EL ALIMENTO: No dejés que lo que comés sabotee tu energía.

Si un sueño pobre no es tu problema, la siguiente cosa a tomar en cuenta es tu dieta. La comida que comés te hace más o menos productivo y energizado, ya que es lo que realmente le da combustible a tu cerebro.

Algunos bocadillos y comidas te mantienen satisfecho por horas, mientas que otros son más probable de causar un shock de azúcar en periodos cortos de tiempo. Por ejemplo, huevos y naranjas te darán más energía que unas cuántas galletas. Así que si te sientes cansado en ciertas horas del día (cansancio extremo en la tarde por ejemplo) más que en otras horas del día, mejores snacks y comidas planeadas pueden ayudarte a crear un día más energizado (Ver nuestro anterior post sobre “comer inteligentemente”).

Estudios recientes sugieren que dietas altas en grasas pueden ocasionar somnolencia diurna y una disminución en la atención, así que una dieta más balanceada es recomendada. Otros estudios sugieren que se debería comer más natural, menos carbohidratos procesados inclusive en el desayuno.

Finalmente, no olvidés que tomar suficiente agua todo el día (y no, no entra la cafeína o el alcohol).

EL CEREBRO: Asegúrate de que nada te está drenando mentalmente

Si estás exhaust@, estresad@, ansios@, deprimid@ o hasta aburrid@, tu nivel de energía puede caer drásticamente. ¿Has experimentado un evento reciente, como mudarte, una ruptura sentimental o una mala materia? Eso puede también drenarte física y mentalmente.

La cura para esto depende en la causa por supuesto. Hemos afrontado este problema antes, pero si tú no te sientes bien por un periodo largo de tiempo (como dos semanas más o menos), probablemente deberías visitar a un profesional para buscar la solución a tu problema.

Hacéte un chequeo médico

chequeo médico

Ir al doctor es una buena idea si todas las anteriores causas de fatiga no aplican en vos (sueño, nutrición y psíquis). Además de los factores de estilo de vida, la fatiga puede ser un signo de una condición médica.

La medicina lista una gran cantidad de condiciones médicas que pueden estar detrás de tu cansancio, incluyendo: Anemia (falta de hierro), alguna condición cardíaca, diabetes, problemas de la tiroides y más. Hasta alergias, deficiencia de vitamina D o los medicamentos que estés tomando pueden ser la causa.

Un chequeo completo y análisis de sangre de tu doctor puede ayudarte a identificar porqué te falta energía y qué puedes hacer al respecto.

Si todo esto te tiene preocupado, no temas. La fatiga es un síntoma muy común y usualmente no se debe a una enfermedad grave. Simplemente recuerda de hacerte tus chequeos y procura tener un sueño saludable, ejercicio, relajación y buenos hábitos alimenticios.

FUENTE: (traducido de: http://lifehacker.com/why-am-i-so-tired-all-the-time-even-when-i-get-enough-s-513134992)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s