RSE: Empresas Responsables ¿de qué?

La Responsabilidad Social Empresarial es un concepto relativamente nuevo, al menos en nuestro medio geográfico más próximo: la región cruceña. Primero repasaremos el concepto de RSE y luego lo desmenuzaremos para conocer de qué trata y en qué ámbitos incide. La Responsabilidad de las Empresas es algo más complejo que hacer donaciones esporádicas o apoyar eventos; forma parte de la filosofía de una organización el tener un comportamiento que, además de transparente y justo, llegue a conseguir los objetivos empresariales establecidos. ¿Complicado? Veamos:

  rse3

¿Qué era Responsabilidad Social Empresarial?

Según la división de RSE del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, un referente nacional en cuanto a prácticas comerciales, Responsabilidad Social Empresarial (también llamada Responsabilidad Social Corporativa) es: “la contribución activa y voluntaria de las empresas al mejoramiento social, económico y ambiental con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor añadido. Bajo este concepto de administración y de management se engloban un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresariales que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental.”

Por otro lado, va más allá del concepto de “contribución” a la sociedad, como algo opcional, sino que la RSE es “una filosofía corporativa adoptada por la alta dirección de una empresa para actuar en beneficio de sus propios trabajadores, sus familias y el entorno social en las zonas de su influencia. Se la considera como un conjunto integral de políticas, prácticas y programas que se instrumentan en toda la gama de operaciones corporativas y en los procesos de toma de decisiones, y que significa poner en marcha un sistema de administración con procedimientos, controles y documentos.”

¿Por qué se realizan actividades y programas de Responsabilidad Social Empresarial las empresas?

“Cada empresa además de generar productos y fuentes laborales, genera también externalidades. Alguna de estas externalidades son positivas, porque generan desarrollo y crecimiento de las comunidades o barrios se benefician de ello. Pero también genera externalidades negativas, como la contaminación ambiental, entonces se usa la RSE como una forma de minimizarlas.” (Diario La Prensa, 12-08-2013)

Sin embargo, muchas veces, se malentiende este rol de la empresa privada como “superhéroe”, que llenará los huecos para los que las políticas públicas (es decir, el Estado) ha sido insuficiente. La empresa privada no puede ni debe tomar este rol, porque no fue creada para eso y se desconcentra de su actividad, además, será contraproducente para la presencia del gobierno que se puede “relajar” frente a ciertas falencias porque “alguien ya se ocupará de ello”.

“Pero hay que entender que la empresa no es el Estado, entonces hay que comprender que desde la perspectiva de la empresa se puede aportar a la sociedad, pero, obviamente, no resolverá todos los problemas que se tiene.” (Diario La Prensa, 12-08-2013)

rse1

¿En qué ámbitos públicos incide la RSE?

Depende mucho del tipo de empresa que es, es decir, de la actividad productiva que realiza. Las empresas invierten recursos y esfuerzos en temas o problemas con los que tienen mayor relación de acción y consecuencia, es decir, si una empresa es extractiva, ésta invertirá más en medio ambiente, antes que ayudar en otras necesidades de su entorno como la educación.

Big Checklist

Tipos de actividades de RSE

La responsabilidad social de las empresas no debe reducirse únicamente a la dimensión filantrópica de las organizaciones para con su comunidad y/o entorno. Las empresas tienen responsabilidades éticas, legales y económicas, además de las filantrópicas.

Una organización o empresa que tenga un comportamiento que vaya de acuerdo a parámetros decididos en su filosofía empresarial, sobre su actuar como generadora de empleos, productos y servicios, movimiento económico y demás, se considera Responsable.

La dimensión filantrópica se considera –actualmente- un “plus” en la reputación de la imagen de una empresa, algo así como: “si cumple con sus responsabilidades éticas, legales y económicas, bien, si además tiene comportamientos filantrópicos, mucho mejor. Si no cumple con las primeras; es una falta muy grave, y si no tiene la dimensión filantrópica, tal vez ni se nota”.

Sin embargo, a medida que el ciudadano del siglo XXI (vigilante, exigente y libre de expresión) tiene más poder sobre su decisión de consumo, la dimensión filantrópica de la RSE se va haciendo más importante y se toma más en cuenta al momento de, dicho antes, la decisión de consumo.

RSE enfocada al medio ambiente            

“El tema ambiental es un componente intrínseco de la RSC. La administración del impacto ambiental directo de las empresas se ha enfocado, tradicionalmente, a la administración del uso de los recursos naturales, el control de la contaminación, el manejo de los desechos, y la gestión del ciclo de vida de los productos.” (CEPAL, 200)

Más allá de la administración de los impactos ambientales más evidentes de las empresas, actualmente se busca que actúen sobre problemas ambientales del entorno, no simplemente en la solución (generalmente, temporal) de un problema causado por ellas, sino en las posibles consecuencias indirectas que se detecten.

Deben ser, además, comportamientos que garanticen sostenibilidad y bienestar a largo plazo, esto sucede en ámbitos como: “salud pública, acceso al agua potable, saneamiento básico, vivienda, alimentación y transporte, tanto para sus empleados como para las comunidades. Además, la RSC motiva a las compañías a reconocer y manejar su rol en los problemas ambientales globales, tales como el cambio climático y el deterioro de la biodiversidad.” (CEPAL, 2004)

rse

Según organizaciones internacionales, es necesario llegar a un punto en común a nivel global sobre qué significan las buenas prácticas en todas las dimensiones en que las empresas deben ser responsables. Respecto al medio ambiente tenemos los siguientes enunciados:

Es necesario desarrollar:

Políticas y prácticas para manejar los impactos ambientales de la empresa, con énfasis en la  eliminación de desechos, mayor eficiencia y productividad, minimización de emisiones. También se incluyen iniciativas que van más allá del cumplimiento de la ley e involucran un proceso de participación y diálogo con la comunidad sobre temas ambientales.

Principio No. 7: Las empresas deben apoyar un criterio de precaución respecto de los problemas ambientales;

Principio No. 8: Adoptar iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental; y

Principio No. 9: Fomentar el desarrollo y la difusión de tecnologías ecológicamente racionales.

(Principios extraídos del Pacto Mundial de las Naciones Unidas).

Fuentes:

Publicación “Responsabilidad social corporativa en América Latina: una visión empresarial”, de la serie Medio Ambiente y Desarrollo, de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de Chile.

Laprensa.com.bo

Mineducacion.gov.co

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s