Formación de roles de género en la infancia – Parte 1

Desde el momento de nuestro nacimiento la sociedad nos educa para ser mujeres u hombres, según el sexo (fisiológicamente hablando) con el que nacemos.

La asignación del color rosado para las niñas y el celeste para los niños, por ejemplo, es una de las primeras diferencias impuestas por la sociedad en la construcción de la feminidad y la masculinidad. Y con ésta se marca el inicio de una serie de diferencias que, según nos muestra la historia, acaban generando desigualdades.

Hay diferentes formas de “moldeo” que iremos abordando de a poco en la categoría sociedad de nuestro blog. Hoy comenzaremos por la del lenguaje, específicamente, en una canción. Esta canción es solo un ejemplo de forma en cómo condicionamos a las personas, desde que son muy pequeñas, a pensar que algo es para un sexo y para el otro no.

Sociedad1

Una canción que impone rasgos “ideales”:

El Frente Amplio, partido que lidera el presidente uruguayo José Mujica, presentó a través de Twitter la iniciativa de modificar la letra de la popular canción infantil “Arroz con leche” por otra que exprese ideas más equitativas.

La canción -que data del Siglo 14 y de autor desconocido, difundida por niños de toda Latinoamérica y la cual recordamos con sabor a dar vueltas de la mano de nuestros amigos mientras la cantábamos- tiene, según el mandatario que puso la discusión “de moda”, y muchas otras personas que escribieron sobre el tema, ideas que condicionan a los niños y niñas, desde cortas edades, a pensar en el rol del hombre y de la mujer, a partir de ideas que favorecen al primero.

Sociedad2

Arroz con leche, me quiero casar,

Con una señorita de San Nicolás.

Que sepa coser, que sepa bordar.

Que sepa abrir la puerta para ir a jugar.

 

Yo soy la viudita del barrio del rey,

Me quiero casar y no sé con quién.

Con ésta sí, con ésta no,

Con esta señorita me caso yo.

Según blogueros, escritores y “opinólogos” y sus ideas rescatadas de la discusión generada en Twitter luego de la declaración del presidente uruguayo, la letra hace referencia a una persona –no se aclara si hombre o mujer- que desea casarse con una señorita cuyo origen sea de San Nicolás (barrio de la capital Argentina, zona antigua) o que sea devota a un santo, infiriendo que sea de tradición católica que es uno de los ejes de la sociedad que influyen en la estructura patriarcal de la que hablaremos… estructura en la que se suscriben los roles del género masculino y femenino.

La canción impone condiciones específicas: que sepa coser, que sepa bordar, características importantes de una mujer que se dedica a la atención exclusiva de la casa y de quien sea su pareja.

Estas condiciones impuestas sobre el papel de la mujer retratan casi una solicitud u oferta de trabajo en el que puede ser escogida para el servicio si es que “califica” bajo ese parámetro de género femenino, construido alrededor de la idea de la mujer como cuidadora, limpiadora, detallista, servicial y un largo etcétera.

Sin querer -o queriendo- el machismo estaba y sigue estando así como en las canciones infantiles de nuestra infancia y la infancia de nuestros padres, en muchos hogares en los que se enseña, de palabra y de ejemplo, que el hombre no debe cumplir ciertas labores y la mujer debe limitarse a cumplirlas sin horario de inicio o fin, sin fines de semana libres o vacaciones. Es el rol perpetuo de servicio de la mujer para todos: esposo, hijos, parientes, visitas, amigos, mascotas y demás.

rolesdegenero

¿Si la canción “está mal”, qué “está bien”?

La alternativa propuesta por la discusión sobre la canción es la de cambiar la letra por una que diga así: Que sepa querer (por coser), que sepa soñar (en vez de bordar), que sepa compartir (en lugar de ‘abrir la puerta’), las ganas de jugar (en vez de ‘para ir a jugar’)”.

Los términos que se proponen hacen referencia a rasgos en general, de cualquier ser humano, independiente de su género. Querer, soñar, compartir y tener voluntad, son actos que indican libertad y gozo, no obligatoriedad de funciones de una persona (mujer) en detrimento de su tiempo y esfuerzo.

Esta propuesta de cambio es una de las formas en que tomamos conciencia de la forma en cómo, desde pequeñ@s somos moldead@s según la idea de género –que es una construcción cultural y social- que tienen los que ya están en el mundo antes que nosotros.

¿Qué opinión te merece todo esto?

Fuentes: (sobre la discusión propuesta por Mujica)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s