La mediterraneidad tiene un costo

Actualmente Bolivia y Paraguay se encuentran en el mismo rango en Latinoamérica de “país enclave” o “mediterráneo” que significa sin salida al mar. Lo que perjudica  bastante al desarrollo económico respectivo de cada país, ya que esta condición los hace dependientes de tratos con otros países para la exportación o importación y otras negociaciones principalmente intercontinentales.

mar-bolivia3

Tomamos estos dos países como punto de partida para el análisis del tema de la mediterraneidad por ser ambos sudamericanos y compartir entre sí más que kilómetros de frontera. Con puntos en común, es más pertinente analizar un factor de incidencia en su desarrollo cómo este (no habría mucho sentido en comparar un país sin salida al mar en África o Europa con Bolivia, ya que son continentes con condiciones económicas  muy diferentes a las nuestras). Nos preguntamos entonces, ¿es la mediterraneidad una causa casual de atraso económico? O ¿qué representa puntualmente?, tal vez para comprender esto debemos conocer los siguientes puntos:

Costo de mediterraneidad

El costo de mediterraneidad ha sido conceptualizado en variables geográficas, una es el obstáculo físico (transporte) y otra el de tránsito, haciendo referencia a los costos que deriva el tener que pasar por territorios de otros países, implicando costos de aduana y de tiempo (pedir permisos, revisiones de normas comerciales y jurídicas, etc.). Realizaciones de gestiones y trámites en las fronteras, recorridos y tiempo que demanda la ejecución del viaje. El costo de mediterraneidad identifica los costos de salvar una distancia geográfica en los países sin costa oceánica y también a las dificultades dentro del propio país, sea el caso de occidente a oriente y viceversa.

A esto se suma la exigencia de una buena comunicación por el vínculo existente entre países debido a la circulación por el territorio de un país vecino.

Efectos y desarrollo relativo en la mediterraneidad

De los efectos sensibles de la mediterraneidad además del costo del mismo está la represión del comercio exterior y las limitaciones al desarrollo.  La represión del comercio afecta al insumo de transporte, quiere decir que mientras el tiempo de viaje aumenta impide que algunos productos lleguen a los mercados con un precio correspondiente y competitivo.

En consecuencia el país mediterráneo tiende a comprar en los países vecinos y a vender en esos mismos mercados, lo que obviamente genera un desarrollo intermedio o relativo.

Sin embargo…

Se ha visto que a algunos países mediterráneos europeos con situaciones socioeconómicas propias de un país desarrollado con salida al mar. Es por eso que la relación; mediterraneidad-menor desarrollo no se debe ver como uno solo sino como una circunstancia presente y manejable.

Esta distinción no implica desigualdad de esfuerzos sino todo lo contrario, al unir dos acciones de países distintos (uno que acciona para alcanzar tratados y otro que cede el tránsito) debe ser adoptado como un nuevo enfoque global bajo la forma de “promover y consolidar acuerdos de cooperación”.

Fuente: Versión sintetizada del estudio BID/INTAL, “Costos de transporte del comercio exterior de Bolivia y Paraguay”, Buenos Aires, 1987, de Jorge Iturriza. Disponible en: http://www.iadb.org/intal/intalcdi/integracion_latinoamericana/documentos/132-Estudios_2.pdf
Anuncios

Una respuesta a “La mediterraneidad tiene un costo

  1. Pingback: El turismo y su impacto actual en Bolivia | UPSA Soy Yo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s