¿Revolución o evolución en la ciudad?

El concepto que tenemos de Cambio es bastante amplio, nos referimos a cualquier modificación que afecte a un estado o condición. El tema sin previo análisis es neutro, no nos da referencia si este es llega a ser bueno o malo, y nos relacionamos directamente con dos temas base: la evolución y revolución.

La palabra evolución la utilizamos para indicar los cambios experimentados por las formas de vida a través de la historia humana, como “La evolución del pensamiento filosófico” o “La evolución de la tecnología”. En cambio, revolución  nos indica algo renovado, la alteración notable y por lo general permanente de un estado; La Revolución Francesa, La Revolución Bolivariana, La Revolución Industrial, por nombrar algunos ejemplo; es un término más referido más al cambio de roles dentro de una estructura.

ciudadrevo1

Revolución Francesa: cambio brusco del status quo de la sociedad francesa por reclamo general.

ciudadevolucion

Evolución de la tecnología: cambio paulatino en cuanto a posibilidades, materiales, tamaños, alcances, etc.

La ciudad ha cambiado, ¿evolucionó o revolucionó?

Nos adaptamos constantemente a los cambios que nosotros mismos generamos y así es como la ciudad avanza. No es ni evolución ni revolución, precisamente, sino ambas al mismo tiempo, en el sentido político, social, económico, etc. Se necesita de revoluciones para evolucionar y no es cuestión de tiempo sino de nuestras propias acciones, una sobre otra sin un orden pensado necesariamente.

Santa Cruz ha crecido demográficamente de una forma inigualable, pero no así el engranaje revolución-evolución. Por eso es necesario concientizarnos para lograr un desarrollo continuo y permanente, y es ahí donde nacen iniciativas ciudadanas de jóvenes, instituciones, y en general colectivos ciudadanos con una causa cada uno.

Así se explicaría la “evolución” del ciudadano; personas cada vez más conscientes del entorno que ellos mismos crean y que los afecta. Personas cada vez más críticas y criticonas, más exigentes de la empresa privada, de las instituciones públicas, de los grupos sociales. Los ciudadanos han evolucionado (con el tiempo) no han atravesado una revolución (de un momento a otro, estructuralmente).

¿Y los ciudadanos?

Eugenio Tironi y Ascanio Cavallo, autores del libro “Comunicación Estratégica: vivir en un mundo de señales”, hablan sobre las características de la sociedad actualmente, considerando sobre todo a aquellas con un sistema político democrático y una economía abierta de mercado.

En sociedades con dichas condiciones, se dan 11 situaciones que hacen que el ciudadano tenga un rol diferente en relación con el estado y otras áreas (empresa privada, medios de comunicación, etc.). Este cambio de rol se ha dado como respuesta a la evolución de dichas áreas que, a su vez, han evolucionado a raíz de los cambios del entorno en el que se incluye el ciudadano como actor protagonista. Para decirlo de forma más sencilla: la sociedad es un sistema con elementos que se alimentan e influyen entre sí.

Las once situaciones que se dan actualmente gracias a la evolución de la sociedad son:

  1. La disminución del poder del Estado
  2. La multiplicación de los centros de poder
  3. La implantación de un individualismo de segundo grado
  4. La elevación de la transparencia a principio de culto
  5. La importancia atribuida a la opinión pública
  6. La centralidad de los medios de comunicación
  7. El protagonismo de la empresa privada (y de sus ejecutivos)
  8. La exposición de la empresa al escrutinio social
  9. La aceleración y globalización de la competencia
  10. La expansión de la sociedad de consumidores
  11. La multiplicación de los conflictos y las crisis.

Vemos así que los elementos del sistema social, que corresponde a un esquema más identificable con ciudades mínimamente globalizadas, se han acomodado, paulatinamente alrededor de un protagonista principal: el ciudadano, quien, a su vez, ha evolucionado con los cambios que se han dado en esos elementos y situaciones por los que se ve rodeados. Objetivamente, tratar de identificar qué influyó a quien es muy difícil, pero recordemos que en todo sistema social el centro es la persona.

ciudad4

Datos curiosos…

  • Charles Darwin, el fundador de la teoría de la evolución, nunca utilizó esa palabra, “evolución”. Él tuvo varias razones por evitar el uso del mismo, una de las más importantes siendo que esta palabra tiene la connotación de progreso, de una dirección hacia mayor calidad o complejidad; mientras que en la biología, evolución no necesariamente implica progreso, y muy pocas veces tiene una dirección.
  • La palabra “revolución” tiene su origen en el verbo latín revolvere, ‘volver a girar’
  • En la astronomía medieval se utilizó el término “revoluciones” en el sentido de las vueltas que da un cuerpo celestial. Fue al inicio del siglo XVII que, al lado de este significado, surgiera un nuevo significado.
  • Generalmente estos términos se utilizaba para denotar cambios políticos, ahora es más común encontrarlos cuando nos referimos al desarrollo tecnológico.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s