Cuestiones económicas que alguna vez discutiste

MC900341836

Aunque no sea la especialidad de quienes no estudiaron economía, entender este campo es importante para entender el mundo en que vivimos.

Los debates económicos y nuestra forma de verlos denotan una ideología, así como en la política o la religión,  cada persona tiene ideas personales –que pueden ser colectivas si se comparten con más personas- sobre cómo funciona el mundo en cuanto a la repartición de bienes para la satisfacción de necesidades (oferta y demanda).

Más allá de animar a la controversia, queremos m ostrarte cinco temas curiosos de la economía que te harán conocer un poco más de su funcionamiento y te ayudarán a formar un sentido crítico a la hora de juzgar las decisiones que se toman a diario sobre comercio, emprendimiento, y mucho más, porque la economía no es un tema de números nada más, es algo transversal, es la ciencia social que estudia:

– La extracción, producción, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios;

– La forma o medios de satisfacer las necesidades humanas mediante los recursos (que se consideran escasos);

Con base en los puntos anteriores, la economía estudia la forma en que individuos y colectividades sobreviven, prosperan y funcionan. (Wikipedia)

Ahora revisamos siete temas recurrentes en la discusión de la economía:

“La paradoja del valor”

Conocida también como la “paradoja del diamante y el agua”, la paradoja del valor es la contradicción de que mientras el agua es más útil en términos de supervivencia que los diamantes, éstos tienen un precio mucho más elevado en el mercado. El argumento puede ser que los diamantes son más raros que el agua, y por tanto la demanda es mucho mayor que la oferta, dando la posibilidad de que el precio aumente. Esto no considera, sin embargo, el hecho de que solo el 1% del agua en el mundo puede ser tomada y que dos millones de personas mueren cada año por falta de acceso a agua potable.

Esta paradoja puede explicarse con la Teoría Subjetiva del Valor, la cual dice que “el precio de cualquier bien o servicio va en relación a la demanda y necesidad de la sociedad, no es inherente a un objeto”.

“Postulado de Khazzoom-Brookes”

Ambos argumentaron  que el aumento de la eficiencia energética tiende a conducir a un mayor consumo de energía de tres formas:

En primer lugar: Hace que el uso de la energía relativamente más barato, fomentando así un mayor uso.

En segundo lugar: La eficiencia energética conduce a un mayor crecimiento económico, que se detiene en el uso de energía en toda la economía.

En tercer lugar: El aumento de la eficiencia energética en cualquier recurso  multiplica su uso al igual que todos los acompañantes tecnológicos, productos y servicios que estaban inmovilizados por ella.

MC900441324

“Racionalidad limitada”

Esta racionalidad limitada, se basa en la idea donde la toma de decisiones individuales se encuentra limitada por: la información personal, limitaciones cognitivas y falta de tiempo; demostrando que el ser humano no es racional, por más que suponga serlo, y que sus decisiones también deberían serlo. Esto tiene como resultado realizar las cosas que  proporcionen mayor “utilidad” o felicidad, dejando de lado otros deseos o sueños.

“Efecto Lipstick (Efecto de lápiz labial)”

El efecto del lápiz labial se refleja cuando hay una catástrofe económica, donde la gente adquiere menos bienes de lujo, pero no deja de adquirirlos. Recordemos que entre las categorías de bienes y servicios se encuentran los bienes considerados lujosos; cuando van incrementando sus ingresos, las personas adquieren antes de bienes de lujo que de primera necesidad

Ejemplo: una persona que iba a comprar un auto de carrera o de colección, después de una catástrofe económica, puede no comprar el auto pero igual adquiere un par de anteojos de alguna conocida marca, en lugar de invertir ese excedente en bienes de primera necesidad.

“Incentivos perversos”

Un incentivo perverso es un incentivo que tiene un efecto no deseado y no intencionado frente a los intereses que se tenían inicialmente; es decir, un incentivo perverso llega a ser el resultado de una intención honesta.

Ejemplo: Los paleontólogos del siglo XIX que viajaron a China pagaron a los campesinos por cada pieza de hueso de dinosaurio que encontraban. Más tarde se descubrió que los campesinos encontraron los huesos y luego los rompieron en varios pedazos, lo que redujo significativamente su valor científico, para conseguir más pagos.

“El efecto Cobra”

Este efecto se da cuando la solución a un problema llega a empeorarlo. El término de “efecto cobra” surgió cuando los indios aumentaron la población de cobras a través de la cría, porque el  gobierno británico estableció una política para  reducir la población de serpientes, ofreciendo recompensas por cada serpiente muerta. Una vez el gobierno británico se percató de la acción decidió eliminarla, en  consecuencia los indios dejaron libres a las serpientes.

El término se usa ahora para ilustrar los orígenes de decisiones políticas y económicas de estímulo erróneas.

“El dilema de los samaritanos”

Esta es la idea de que dar caridad reduce el incentivo de un individuo de resolver sus propios problemas. Cuando se da asistencia, el receptor tiene dos opciones: usar la ayuda para mejorar su situación, o terminar dependiendo de la ayuda para sobrevivir. Obviamente, buenos Samaritanos dan ayuda esperando que se dé lo primero, que el receptor lo utilice para mejorar su situación. Por ejemplo, cuando un país da ayuda económica a otro país que ha experimentado un desastre natural, asumimos que el dinero irá a ayudar a las víctimas, o a limpieza, reconstrucción, etc. Quienes están en contra de la caridad, tocan este dilema, afirmando que los beneficiarios de dicha ayuda pierden el incentivo de trabajar o de convertirse en miembros productivos de la sociedad. Esto puede verse en acción cuando personas que quieren dar algo de dinero a un limosnero no lo hacen, porque temen que él gaste su dinero en algún vicio.

Una “transferencia de riqueza” de un poco de dinero de alguien que lo tiene de sobra, para alguien que lo puede usar para mejorar su situación, parece un excelente arreglo. Sin embargo, si el recipiente del dinero no lo usará para un propósito noble, y en su lugar alimentará a su vicio, no es un arreglo para nada bueno, y la persona que da los dólares, dejaría de darlos sabiendo eso. EL problema es que es difícil saber cómo la persona que recibe el dinero lo usará, por lo que quien da puede optar por no hacerlo, entonces las personas que hubieran usado el dinero para mejorar su situación, sufren.

(FUENTE: http://listverse.com/2011/07/04/10-lesser-known-economic-issues/)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s