Las cosas que dice Mafalda

Este es un personaje con características de niña que demuestra un reflejo de la clase media latinoamericana y de la juventud progresista. Mafalda nace en 1964 como suplemento de la revista argentina “Leoplan”. En 1966 se publica el primer libro, agotando sus 5.000 ejemplares en dos días y, al día de hoy, ha sido traducida en más de 30 idiomas.

2013_0529FB

Este gran personaje, tiene como autor humorista a Joaquín Salvador Lavado (Quino) creador de esta y muchas viñetas y tiras cómicas. Con Mafalda el cartunista argentino expresa en la época los derechos a la libertad, el llamado a la paz mundial, a causa de los conflictos en países como Brasil, Bolivia y la intervención de EEUU con Vietnam.

La trayectoria de Mafalda se convierte un icono en ámbitos políticos, sociales, culturales y educativos, permitiendo el desarrollo de análisis en el campo semiótico donde la comunicadora Social Lilian Roxana López Moreno presentó su trabajo final de grado denominado: ANÁLISIS SEMIÓTICO DE MAFALDA. La investigación buscaba determinar las características e intensiones del emisor, y el comportamiento y reacciones de los receptores, por medio de un análisis de los elementos para su comunicación y también las características de los signos.

La metodología consistió en ubicar al lector de la tesis en un contexto histórico en el que le tocó vivir a Mafalda considerando a la senología como método de investigación a partir de la lingüística. En este artículo demostraremos las definiciones que la tesis hizo antes de seguir con su estudio.

El signo: se toma en esta investigación como “el término que está presente en una diversidad de vocabularios” (Borthes, 1972) y como “la unión entre un significante y un significado” (Saussure, 1977)

La lengua es un sistema de convenciones necesarias para la comunicación, prácticamente controla al que uno se somete en conjunto exigiendo un aprendizaje.

En el símbolo no hay una relación natural ni de continuidad con el objeto, pues el signo es una relación convencional de una ley general expuso López. La lengua de Mafalda  es dirigida a un público adulto, capaz de identificar la problemática planteada y el papel de cada personaje en la ficción, sin embargo no exige la exclusividad  de un público lector. “Mafalda supone una aceptación  y sometimiento de los perceptores – receptores, porque no podrían cambiarla ni modificarla”, explica la investigadora.

mafalda1

El código de Mafalda es contado en dos aspectos: icono y lenguaje verbal escrito. De forma conjunta se hace notar los signos expresivos y los signos lógicos… ¿y qué es eso?

Signos lógicos: Estos se encuentran en la serie plasmado en temas y circunstancias en forma de tira cómica, permiten identificar a todos los personajes evitando cualquier confusión ya que físicamente son muy parecidos. No olvidemos, los signos lógicos son percibidos de forma individual haciendo que la tira tenga un principio y un fin.

Signos expresivos: Son sentimientos y emociones que caracterizan a los personajes, poniendo en relieve toda la carga emotiva que el emisor (en este caso el autor, a través de sus personajes, Quino) transmite a los lectores de Mafalda.

El signo es icono, porque los dibujos representan figuras que poseen características propias de las reales es decir: tienen cabeza, extremidades, ojos, nariz, etc.

El signo como icono textual

Acompaña al icono reforzándolo o viceversa, siendo lingüístico del idioma español reconocidos a través de su lectura.

mafalda2

Mafalda se constituye en símbolo de la defensa y lucha por la paz mundial, de igual manera por la superación femenina y lucha del tercer mundo por su no dependencia. Unto con esto la comunicadora López determino las siguientes conclusiones:

La aplicación práctica de todas las estructuras semióticas demuestra que Mafalda es un hecho semiótico, un sistema de signos y un lenguaje permitiendo el proceso de comunicación entre Quino como emisor hacia los perceptores.

La función connotativa está ausente en dicha obra, esto lleva a pensar que el autor hace énfasis en plasmar su personalidad, experiencia, cultura, ideología, clase social, etc.; a través de sus paradigmas e intencionalidades del emisor expone una realidad común a todos, determinando, que los lectores pueden identificarse con los personajes (estereotipados) para tener conciencia de las problemáticas planteadas asumiendo conciencia.

Fuente: Análisis Semiótico de Mafalda. Trabajo Final de Grado de Lilian López Moreno. Lic. en Comunicación Social. Th.149.94186
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s