La montaña rusa emocional del último año en el colegio

Los años de colegio representan una etapa muy marcante en nuestras vidas; en ella se dan los primeros contactos con el mundo real, fuera de la convivencia familiar en la que nacemos. Estos primeros contactos son las experiencias de la parte de nuestra vida en la que más nos desarrollamos en todas las dimensiones: biológica, psicológica y socialmente.

20130222_BachilleresUltimoAño2

 

Esto significa que la etapa escolar imprime en nosotros una cantidad muy grande de “primeros contactos con el mundo” que, paralelamente a la formación en familia, tienen mucha incidencia en la construcción de nuestra personalidad y en la forma de ver la vida en general.

El fin de esta etapa significa un cambio significativo en la vida del joven, y trae consigo estados emocionales como:

INCERTIDUMBRE POR EL FUTURO

“¿Qué voy a hacer desde este momento?” Toda la vida que conoce el joven, consistía en que después del fin de un año escolar tocaba el siguiente, así de simple. Ahora comienzan las decisiones (y la ansiedad) sobre una carrera profesional, sobre la identidad y el individualismo (“¿esto me gusta realmente o es algo que hacen mis amigos y por eso me acostumbré?” “¿qué me gusta a mí tanto como para dedicarme a eso?” “¿cuáles son los pro y los contras de dedicarme a eso?”).

Se da un proceso de transición entre la vida más despreocupada y el tener que ser más independiente, en tiempo, responsabilidades académicas y hasta de aprendizaje (más autonomía de aprendizaje en el colegio).

Lo recomendable para mantener la calma en esta etapa es informarse, reflexionar, hacer mucha introspección para acercarte a conocerte más y explorar opciones; mientras más elementos tengás para tomar decisiones, menos será la incertidumbre.

NOSTALGIA DE DESPEDIDA

Todas las “últimas” cosas de este año que finaliza la vida escolar tienen una gran carga emocional relacionada al cambio. Esta carga emocional hace que se “saboreen” más; hace que el joven tome conciencia del tiempo presente y esto ayuda, a crear una idea de disfrutar el momento y valorar las cosas. Es un momento muy importante que lo hace crecer mucho como persona y lo preparará para otros momentos difíciles en su vida.

Empty School Bus

SALIR ZONA DE CONFORT

El último año de toda esa etapa significa el fin de algo, el fin de un estado de comodidad con personas a las que ven a diario, el fin de un ritmo de aprendizaje que se ha tenido por años, o de un lugar y hasta de un horario en el que ya ha tenido un rol durante muchos años.

Esta salida de la zona de confort es también un acontecimiento enriquecedor para el joven; hace posible que considere que todo tiene opciones alternativas y que él tiene el poder de escoger entre esas opciones, es decir, que no todo “está dado” y no todo permanecerá tal y como está para siempre. Éste es el momento en que el joven entiende esto y busca los recursos para afrontarlo.

DISTANCIA DE RELACIONES SOCIALES

El colegio es el principal espacio de socialización de jóvenes y adolescentes.

“Cruzando las puertas que dividen el colegio del exterior, se cruzan umbrales sociales importantes. En ese lugar el chic@ se despoja de su rol de hijo para asumir el de estudiante, pero fundamentalmente el de amigo, el rol de par. Esa paridad con la que se crean las primeras amistades de la vida, genera calma y contención. Es en la escuela donde los adolescentes establecen sus redes y conforman sus primeras aproximaciones a la vida adulta.” (Guioteca)

En esta despedida a amigos y personas con las que convivió tanto tiempo, los jóvenes comienzan a  comprender más de cerca la amplitud del mundo; se abren a la posibilidad de conocer a nuevas personas y, en el proceso, se van distanciando de quienes conocieron toda la vida. En los mejores casos, se  mantienen las amistades de colegios al tiempo de hacer nuevos amigos, es una situación positiva que debe verse como la ideal, en lugar de preocuparse por la pérdida de los primeros.

“Hay dos tipos de jóvenes. El primer grupo lo conforma quienes quieren salir lo más luego posible. Generalmente se trata de adolescentes que no tuvieron una buena experiencia en el colegio y tienen la esperanza de llegar a un lugar en que sí se van a desarrollar socialmente. El segundo grupo es quienes lo pasaron tan bien en el colegio, que tienen un miedo exagerado a que el lugar que siga no sea tan agradable como el primero.” (La tercera)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s