Comer inteligentemente

El tema de la comida, nuestra dieta diaria, la actividad física y todo lo referente a llevar una vida saludable es algo que escuchamos constantemente en revistas, televisión, de nuestros padres y amigos, pero ¿realmente estamos dispuestos a realizar un cambio?

Con pequeños actos diarios podés mejorar tu calidad de vida en gran medida. Tené en cuenta que los cambios exagerados y radicales no son saludables o recomendables y no ayudarán necesariamente en el largo plazo o para que los mantegás de forma permanente.

Tomá nota de los pasos a seguir para detectar falencias (si las hubiera) en tu alimentación y tener oportunidad de arreglarlas:

1. REFLEXIONAR SOBRE HÁBITOS ALIMENTICIOS:

Primero que nada, te recomendamos que hagás una lista de aquellas cosas que comes regularmente, por tipo de alimento. Por ejemplo, carnes, lácteos, gaseosas.

Además de esto, anotá si durante estas comidas sentías ansiedad, cansancio o simplemente no tenías hambre.

2. SUBRAYAR LA FRECUENCIA EN QUE ESTOS SE REPITEN:

Ahora bien, según la lista que has realizado detecta cuáles se repiten normalmente, y toma importancia si se trata de cosas como:

20130207_VidaUniversitariaCampusComerinteligentemente3

  • Comer muy rápido
  • Comer cuando no se tiene hambre
  • Siempre comer postre
  • Saltar comidas (o solo el desayuno)
  • Comer de pie
  • Comer en intervalos menores a 15 minutos

3. DETECTAR CUALES SON LOS FACTORES QUE LO PRODUCEN:

20130207_VidaUniversitariaCampusComerinteligentemente2Pensá cuáles son los factores que producen estos actos. ¿Pueden evitarse?

Si los causantes son situaciones como:

  • Tener un cajón en tu escritorio con snacks
  • Antes o después de un examen
  • Sentirse aburrido o cansado

4. SUSTITUIR POR HÁBITOS MÁS SALUDABLES:

Si es así, considera en posibilidades para cambiar estas costumbres, por otras más sanas.

Descuida, no morirás de hambre. Te proponemos las siguientes alternativas:

20130207_VidaUniversitariaCampusComerinteligentemente1

  • Si no puedes evitar el picoteo entre comidas, opta por comer frutas o yogurt.
  • ¡Disfrutá la comida!, y comé de forma pausada, masticando correctamente los alimentos.
  • El secreto de una buena alimentación está en variar nuestros alimentos cada día, ¡experimentá y probá nuevos sabores!
  • Tomá suficiente agua: esto evita dolores de cabeza y ayuda a combatir la ansiedad.
  • Hacé ejercicio  por 30 minutos diarios: no en necesario que te inscribás al gimnasio; con que caminés o saqués a pasear a tu mascota, mejorarás la circulación de tu sangre y te sentirás más relajado.
Anuncios

Una respuesta a “Comer inteligentemente

  1. Pingback: ¿Cómo dormís y por qué a pesar de dormir te sentís cansad@? | UPSA Soy Yo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s