Desgarramiento verde: pérdida de árboles en la ciudad

Algunos los ven como simples “objetos” inmóviles e inanimados postrados en las aceras de nuestra ciudad. Sin importar los incansables días y noches de sombra, refugio y vida que proporcionan para todo ser vivo, estos mal llamados “objetos” han sido olvidados, y maltratados repetidas veces por quienes nos creemos los únicos protagonistas de la tierra: las personas.

Hablamos de los árboles, maravillosos seres de la naturaleza que, en todas sus formas y tamaños, son el aliento de vida, son las bocanadas de aire –casi literalmente hablando- que podemos dar las personas.

árboles urbanos

Los talamos al primer impulso, les podamos irracionalmente sus raíces, les limitamos su espacio de crecimiento con carreteras y aceras alrededor de sus cuellos, vertimos sobre ellos compuestos tóxicos. No nos damos cuenta (o así lo fingimos) que estamos matando la flora y con ella la fauna, de nuestro ecosistema. El equilibrio natural al que estamos acostumbrados está más enclenque que nunca. ¿Hasta qué punto debe llegar esto para que nos preocupemos?

El pasado sábado 2 de febrero en nuestra ciudad, se originaron vientos huracanados a 100 km/h de velocidad que derribaron una gran cantidad de árboles, en diferentes zonas. Este es el tipo de consecuencias que trae la eliminación indiscriminada de árboles urbanos, sus podas mal hechas y el cemento que los asfixia.

Por esto, hoy queremos mostrarte la importancia que tienen en nuestra vida los árboles de zonas urbanas:

1. PERMITEN QUE RESPIREMOS:

Según estudios, 10 árboles producen el oxígeno suficiente para mantener a una persona viva durante un año.

2. REGULAN LA TEMPERATURA:

Gracias a ellos la temperatura se mantiene en niveles medios, ya que con su sombra y proceso de alimentación, llegan a equilibrar la cantidad de calor a su alrededor.

3. FRENAN EL VIENTO:

Físicamente (con su presencia) disminuyen la velocidad de los vientos, y sus consecuencias erosivas y dañosas.

4. ATRAPAN NUESTROS DESHECHOS:

Los árboles atrapan sustancias químicas en suspensión, nocivas para la salud, lo que lo constituye como un filtro natural para las ciudades.

5. AYUDAN A LA TRANQUILIDAD:

Reducen los efectos de la contaminación acústica, originada por el caos vehicular, y por tanto protegen la salud y bienestar de esa población.

RECURSOS: ¿Qué está en tus manos para reducir el problema?

Te lanzamos la idea: vos y tus amigos podrían comprometerse a plantar un árbol, en la zona donde viven.  ¿Cómo? Aquí te dejamos una guía súper básica, para que podás hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s