Discriminación en la forma de comunicarnos

“Cuando las palabras se corrompen

y los significados se vuelven inciertos,

el sentido de nuestros actos

y de nuestras obras también es inseguro”

Octavio Paz

Hablar de discriminación siempre resulta complicado, porque casi nadie reconoce que lo hace. Y menos cuando implica prácticas tan cotidianas como el uso del lenguaje. Porque hablar es algo que nos sale tan automático y que realizamos de manera permanente. Pero, ¿somos conscientes del poder y del efecto que pueden tener nuestras palabras?

quino-racismo2

El lunes, Mafalda nos mostraba la “sutileza” de algunos prejuicios raciales. Bueno, en realidad lo hacía su amiga Susanita (“¿Yo prejuicios? ¡¡Inventos tuyos!!”). Al respecto, un integrante de la comunidad posteaba: “Los prejuicios no solo se identifican en el lenguaje oral, están inmersos en las actitudes y éstas hablan más fuerte que las palabras”.

Todas y todos tenemos imágenes mentales sobre las diferentes culturales. La mayoría, creadas a través de medios de comunicación y no por contacto directo con las personas.

La escritora española Rosa Montero, en una columna publicada en el diario El País, hace ya varios años, nos provocaba con una historia llamada El negro, y nos alertaba sobre aquellos estereotipos que construyen nuestro imaginario sobre las y los “otros”.

En cada cultura, el lenguaje es un pacto social para el uso de símbolos organizados de cierta manera. Su única finalidad es permitirnos la comunicación, la interacción y, en general, cualquier proceso de socialización entre seres humanos. Se trata de poder “compartir experiencias y dar sentido colectivo a la vida de la persona (…) Por ello, la relación lenguaje-cultura es imprescindible para comprender mejor el significado de lo que expresamos.
Es éste entonces el que refleja y moldea los valores culturales y morales de una sociedad, pero también transmite y refuerza el enorme poder de la palabra, entendida como un complejo de asociaciones que implican matices o valores expresivos”, afirma la docente de Comunicación de la UNAM, María Morales, en su artículo Mujer que sabe latín: Discriminación a través del lenguaje (2012).

Los cuentos infantiles son un excelente lugar para encontrar explicación a muchos de nuestros prejuicios.  En la infancia aprendemos criterios para valorar a las personas y los objetos. A través de los cuentos de hadas, naturalizamos el hecho de que existan personas “ricas y pobres”; nos convencemos de que las “mujeres sufridas” acabarán siendo “salvadas” por un “príncipe azul”; aprendemos a temerle a “ogros” y a “enanos”, a “brujas”, y a tantos otros seres que son “diferentes.

“…el lenguaje también puede ser discriminatorio o bien, convertirse en un instrumento para discriminar al emitir y reproducir prejuicios y estereotipos. La manera más palpable de lo anterior es la propagación de frases peyorativas usadas para descalificar, tratar como inferiores o insultar a personas o grupos particulares”, sentencia Morales en el artículo mencionado antes. Y tiene tanta razón…

Por esto, comienzan a surgir iniciativas para transformar ese lenguaje que margina y pone en situación de desventaja a diversos colectivos y segmentos de la población. Una de ésas es la que surge en Uruguay, denominada borremoselracismodellenguaje.com, que pide a la Real Academia Española, quitar del vocabulario la frase “trabajar como negro”, pues “evoca un pasado de sometimiento que no debería repetirse para ningún ser humano”.

Y cerrando la semana, el documental peruano Choleando mostró situaciones cotidianas que también nos son familiares en Bolivia. ¿Cuántas veces al día escuchamos frases peyorativas que aluden a la condición sexual, económica, étnico, o a alguna discapacidad?

‘Cholo’, ‘marica’, ‘indio’, ‘lesbiana’, ‘ayoreo’, ‘guarayo’, ‘mongólico’, ‘llorar como mujer’, ‘trabajar como negro para vivir como blanco’, son frases que no contribuyen a una convivencia respetuosa y pacífica, sino todo lo contrario. ¿La buena noticia? (Poco a poco) esto también pasará y cambiará.

¡Seguí a Hartivismo UPSA en Facebook y participá los temas presentados semanalmente!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s